Comenta y puntúa nuestros artículos...

%PM, %24 %644 %2017 %14:%Mar

Religioso, vales demasiado!!!

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

La multiplicación de los panes

Introducción

La pusilanimidad es la gran dificultad en el plan de cooperación. "Yo no valgo nada". Desaliento. "¡Lo mismo da que haga o que no haga! Nuestros poderes de acción son tan estrechos. ¿Vale la pena mi modesto trabajo? ¿Qué significa mi abstención? Si yo no me sacrifico, ¡nada se cambia! No hago falta a nadie... ¿Una vocación más o menos? ¿Lo mismo que un voto más o menos?". Cuántas vocaciones perdidas. Es el consejo del diablo, que tiene parte de verdad. Hay que encarar la dificultad: según San Ignacio: sibi obiciant... quiere que nuestros estudiantes ¡sólo a la verdad se rindan!

La solución

5.000 hombres más las mujeres y niños, ya 3 días hambrientos... ¿Comida? se necesitan 200 denarios: el sueldo de un año de un obrero y ¡en el desierto! "¡Diles que se vayan!". Pero Andrés, con buen ojo... 5 panes y 2 peces pero, ¡para qué va a servir esta miseria!. Es nuestro mismo problema: la desproporción.

¡Y qué panes! De cebada, duros como piedra. Los judíos comían de trigo. ¡Y qué peces! De lago, blandos, chicos, llevados en un saco por un chiquillo, ya 3 días, con ese calor y en esa apretura... ¡eso si que era poca y ruin cosa!

¿Desprecia el Señor esa oblación? No, con su bendición alimenta a todos y sobra. Ni siquiera las sobras desprecia: 12 canastos. De los peces sobraban cabezas y espinas y hasta eso lo estima.

El muchacho accedió a dar a Cristo su pobre don, ignorando que iba a alimentar toda esa muchedumbre. Él creyó perder su bien, pero lo halló sobrado y cooperó al bien de los demás.

Yo... como esos peces (menos que esos panes) machucados, quizás descompuestos; pero en manos de Cristo mi acción puede tener alcance divino.

Recuerde a Ignacio, Agustín, Camilo Lellis, Talbot, ruines pecadores que fueron convertidos en alimento de millares que han comido, y seguirán alimentándose de ellos. Mi acción, y deseos pueden tener alcance divino y puedo cambiar la faz de la tierra. No lo sabré. Los peces tampoco. ¿Soy gota de agua? Piérdame en el cáliz. Si me doy, seré transubstanciado, de lo contrario, ¡al canal! Una gota entre 2.000.000.000 de hombres. Puedo mucho si estoy en Cristo, si coopero con Cristo...

 (Tomado de "Un disparo a la eternidad, pp. 136-137)

Visto 471 veces Modificado por última vez en %PM, %24 %652 %2017 %14:%Mar

Deja un comentario

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Hay 12 invitados y ningún miembro en línea


Subscribe Here
Si desea recibir los articulos recientes en su email, por favor rellene los datos.



Gracias por suscribirse...
Joomla Extensions powered by Joobi