Reportar comentario

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el Padre, creo que tiene una visión muy acertada respecto al tema y los criterios que propone son realmente prácticos, y capaces de ser extendidos a los distintos ámbitos de los medios de comunicación actuales con los cuales puede entrar en contacto en consagrado, peligrando perder en ellos el tiempo que ha de dedicar a la Gloria de Dios y salvación de las alma. Los medios, como enseña san Ignacio y deja bien en claro el artículo, siempre deben ser utilizados "tanto cuanto", con prudencia y sin perder jamás el fin último, que es Dios.